Mentalidad emprendedora

La autoevaluación: la brújula hacia el éxito que nunca falla

Autoevaluarse es la mejor estrategia que puedes implementar para conseguir el éxito. Se trata de evaluar tus decisiones, tus acciones, tus creencias e incluso tus conocimientos.

TODOS, TODOS, TODOS, sin excepción, sabemos lo que nos hace bien y lo que nos hace mal en nuestra vida, por ejemplo, una persona que es adicta a cualquier droga, sabe perfectamente que su adicción es su problema principal, sólo que su orgullo y su “lógica” le dice: “No, tú no eres adicto”, “sólo lo haces los fines de semana”, “el problema son tus padres que no te educaron bien”, etc.

¿Y qué pasa después? Que al no aceptar su situación y decir: “Ok, sí, soy adicto y esto afecta a mi vida, a mi familia y a mi entorno en general. Voy a hacer un cambio en mi vida”, al no aceptar esto se queda ahí y NUNCA saldrá de la adicción y por tanto en su vida jamás habrá NADA bueno.

Esta situación se puede extrapolar a la situación de un emprendedor.

Cuando un emprendedor no acepta que se ha equivocado, va por muy mal camino.

Por ejemplo, resulta que un día tuviste una idea de negocio online que te pareció la mejor del mundo y dijiste “voy a muerte por eso”.

Le cuentas la idea a tus amigos, a tus familiares y a tu pareja.

Pero pasa el tiempo y resulta que pasan las semanas, pasan los meses y nada más no avanzas a pesar de que trabajas en ello todos los días.

Resulta que te das cuenta de que no tienes los recursos ni las habilidades para llevarla a cabo.

Una persona que se autoevalúa abandonaría la idea de inmediato a pesar de todo.

En cambio, una persona que no se autoevalúa continuaría con esa idea porque: “qué van a pensar de mí”, “yo me comprometí con esta idea y voy a muerte”; y esto, por desgracia, lo único que provoca es el estancamiento y el no avanzar.

Y si no avanzas, nunca podrás llegar a la cima de la montaña.

¿Entiendes a qué me refiero? Espero que sí.

Entiende que estás en crecimiento, en evolución.

No seas orgulloso, tu felicidad es más importante que tu ego y tu orgullo.

Ahora, antes de terminar quiero darte algunos consejos:

1. Autoevalúa tus decisiones

Somos humanos, todos nos equivocamos. Puede ser que hayas tomado una decisión, pero resulta que no era lo que querías o que no era la mejor decisión que hayas podido tomar. Pues entonces cambia de decisión, nunca es tarde. Mientras estés vivo, es posible. No pierdas tiempo estancado en el error.

2. Autoevalúa tus acciones

Asume la responsabilidad de tus acciones. Toma una actitud proactiva ante la vida. ¿Tuviste una sesión de ventas o una entrevista de trabajo y no lograste lo que querías?,  ¿lanzaste un producto y no se vendió?

Pregúntate: ¿habré hecho algo mal?, ¿qué habré dicho o hecho para no conseguirlo? No te victimices y comienza a tomar una actitud activa en tu vida. (Ojo, tampoco te flageles, puede ser que el resultado estaba fuera de tu alcance).

Esto no sólo aplica para tu vida profesional, también aplica para tu vida personal. Por ejemplo, ¿tu pareja se enojó contigo? Antes de ponerte a echar culpas, evalúa qué dijiste y qué hiciste para que se enojara. A veces, el problema no siempre está afuera 😉

3. Autoevalúa tus creencias

Evaluar las creencias suele ser difícil, lo sé, pero tienes que trascender ese reto para poder tener éxito emprendiendo.

Es difícil autoevaluar las creencias porque muchas veces ya están arraigadas desde la infancia, son ideas que hemos escuchado desde siempre y que, sólo por haberlas oído por tanto tiempo, creemos que son verdades irrefutables.

Pero muchas veces no es tan así y muchas de estas creencias te están haciendo mucho daño.

¿Cómo evaluar las creencias? Analízalas y atrévete a cuestionarlas. Además, nutre tu mente con otras creencias, aprende a escuchar a personas alejadas de tu entorno. Internet te puede ayudar, ve videos en YouTube, lee artículos en blogs, lee libros, pero sobre todo, ESCUCHA, ESCUCHA y ESCUCHA. Aprende a escuchar.

4. Autoevalúa tus conocimientos

No lo sabes todo. NUNCA digas, “ay, esto ya lo sabía” o “eso es obvio”, porque aunque ya lo sepas o eso sea obvio no quiere decir que lo estés implementando.

Como todo lo que te digo aquí, estarás de acuerdo que todo lo que digo es sentido común, ¿no es verdad? Pero eso no quiere decir que lo apliques en tu vida cotidiana y que hayas hecho conciencia de esto por ti mismo alguna vez.

Por favor, deja de quedarte en el conocimiento etéreo, en la simple acumulación de saber, porque el conocimiento de nada sirve si no lo implementas.

Y menos en esta sociedad del siglo XXI, en la que no sirve acumular conocimiento porque para acumular conocimiento ya están las computadoras, ya está Google, hace falta que LLEVEMOS A LA ACCIÓN esa información.

Y tú, ¿autoevalúas tu vida para avanzar y convertirte en la persona que debes ser para conseguir tus objetivos más grandes?

Vende tus conocimientos en internet y emprende tu propio negocio de cursos online

Suscríbete a mi escuela por email donde cada semana te estaré enviando contenido útil y gratis para iniciar tu negocio



Vende tus conocimientos en internet y emprende tu propio negocio de cursos online

Suscríbete a mi escuela por email donde cada semana te estaré enviando contenido útil y gratis para iniciar tu negocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *